Medellín. Colombia

CEMENTERIO EN FERIA

Feria de las Flores 2009, Museo - Cementerio San Pedro,  Medellín. Colombia

Primera mención de honor, Premio Nacional de Fotografía del Patrimonio Cultural.

Ministerio de Cultura de Colombia, 2009

”El Museo Cementerio de San Pedro, parte de la muerte para crear nuevas manifestaciones de vida”.

 

Escogí este lugar para la investigación fotográfica partiendo de la base de que no es un lugar “muerto”, que por el contrario es un lugar que permite evidenciar los procesos de  vida, este cementerio esta localizado en la comuna nororiental de la ciudad de Medellín, Lovaina, hoy transformada en el barrio San Pedro.

 

 En 1997 se solicitó a Colcultura institución transformada hoy en el Ministerio de Cultura, la declaratoria del Cementerio de San Pedro como Bien de Interés cultural de carácter Nacional, nombramiento que permite asegurar su existencia con el paso del tiempo, además de establecer políticas de manejo de acuerdo a lo expuesto en la Ley 397 de 1997 para los inmuebles declarados patrimonio de la Nación, El Cementerio de San Pedro obtiene la declaratoria el 5 de agosto de 1999

 

El Cementerio fue reconocido como Museo, bajo la categoría de “Museo de Sitio”, asumir esta nueva connotación significó proponer nuevos modelos de recuperación de espacios de valor patrimonial, El Cementerio es reconocido como nuevo Museo del Departamento (Antioquía) el 29 de octubre de 1998 y desde entonces pertenece a la red de museos.  Allí nace La Fundación Cementerio de San Pedro, institución que administra el cementerio, tiene como filosofía desde su creación generar vida a través de la muerte, por ello se realizan programas de desarrollo social en beneficio de la niñez y la vejez desamparadas, programas de salud, educación, cultura y ecología.  

Desde el año 2000 se programan jornadas culturales especiales y se formulan propuestas para asegurar la continuidad del proceso de reconocimiento de este espacio como escenario cultural.  Por ello, la valoración de este escenario no parte únicamente desde su concepción formal si no también desde su uso, convierten al hombre en el principal protagonista del lugar, ya que es él quien le otorga identidad a través de la recuperación de la memoria histórica del Cementerio como referente de ciudad y desarrollo social, político y comercial de un país, de una nación.

 

Recorrer el cementerio, se convierte en una experiencia interesante ya que permite ser un vigilante de la historia pero al mismo tiempo hacer parte de la nueva historia que se construye, y de cómo la iconografía para el ritual de la muerte se ha ido acoplando a las generaciones, es así como vemos las esculturas italianas de la época y paralelo a ello vemos la bandera del equipo de futbol, la estampita del Divino niño, y otros símbolos que permiten perpetuar la memoria; además se evidencia como los muertos contemporáneos se convierten en transeúntes del espacio ya que el tiempo de estancia es limitado o mejor programado, a diferencia de los ilustres residentes que pueden vanagloriarse al ver entrar y salir a los nuevos inquilinos.

 

El día de la sesión fotográfica la ciudad se encontraba de “Feria de flores”, y el cementerio no podía quedarse a tras del acontecimiento, fue así como programo la exposición de coches funerarios, evidenciando la opulencia que algún día vivió, paralelamente a este evento presencie dos funerales no tan aristocráticos, haciendo que el lugar presentara un contraste especial.

 

Mi intención al seleccionar este espacio como tema de investigación visual no es simplemente el de mostrar el lugar de manera literal, es ir un poco mas allá y plantear nuevas imágenes que permitan visualizar el espacio de manera diferente sin desconocer la realidad. Es así como presento fotografías en blanco y negro, con brillos y reflejos mostrando lo vivo que esta el Cementerio de San Pedro en la actualidad.